Uva

UVA

Propiedades Nutricionales

  • Proporcionan mucha energía. Su aporte de hidratos de carbono es superior al de otras frutas, excepto el plátano y la chirimoya.
  • Contiene minerales: destaca su contenido en potasio (en mayor proporción en las uvas negras), magnesio y calcio (más cantidad en las uvas blancas). En menor proporción, hierro y yodo.
  • Vitaminas: ácido fólico y vitamina B6 o piridoxina.

  • Aporte calórico muy bajo.
  • Elevada cantidad de agua (aproximadamente un 94%).
  • Vitaminas: en pequeña proporción, ácido fólico y vitamina E.
  • Contiene sodio, potasio y discretas cantidades de magnesio.

Preparación

La pera es una de las frutas más sabrosas y suculentas, siempre y cuando se consuma en su punto de sazón.

Para aprovechar al máximo sus cualidades nutritivas, se debe consumir fresca. También es un ingrediente muy apreciado para la elaboración de compotas, zumos y néctares, etc.

La uva, por la facilidad que ofrece para ser consumida y el dulzor que proporcionan sus granos, constituye un alimento muy apreciado, que se toma bien como fruta fresca, zumos, batidos, repostería, con queso, membrillo, etc.

Un subproducto muy conocido y apreciado de las uvas es el mosto o zumo de uva, que se obtiene al triturar y licuar los granos enteros con piel y sin pepitas de las uvas.

Elección y Conservación

Al comprar las uvas se debe agitar el racimo muy suavemente: los granos deberán permanecer en su sitio y, si cae alguno, la uva estará demasiado madura. Los racimos deben ser macizos y los frutos firmes, con piel lisa y de color y tamaño uniformes; las variedades negras o rojas no deben presentar ninguna señal verde.

Se conservan durante mucho tiempo en bolsas especiales de papel y colgadas hacia abajo, para que los granos se separen unos de otros y no se toquen. En el frigorífico, se conservan en buenas condiciones hasta quince días.

Para que tengan todo su sabor y aroma, conviene sacar-las de la nevera una hora antes de ser consumidas.