Melón

MELÓN

Propiedades Nutricionales

  • Elevada cantidad de agua (aproximadamente un 92%).
  • Vitaminas: es la fruta con mayor contenido en vitamina A y niacina. También contiene ácido fólico, vitamina C o ácido ascórbico y discretas cantidades de vitamina E.
  • Rico en elementos minerales como sodio y potasio; en menor proporción magnesio y discretas cantidades de calcio.

Preparación

Disfrútalo a cualquier hora del día: solo, en ensalada, macedonia, cócteles, mermeladas, repostería, sorbetes y helados, etc. Como aperitivo, entre horas o como postre. Su excelente calidad, aroma y sabor refrescante alivia la sed de forma natural, nutritiva y saludable.

Se puede emplear como ingrediente en ensaladas, con hojas de menta fresca, y aliñado con aceite y limón; con naranjas y berros o con apio finamente picado, cebollas, aceitunas y mayonesa.

Como postre, tanto solo como acompañado de otras frutas frescas resulta exquisito. Una buena idea es cortar da-dos de melón y mezclarlos con grosellas o fresas silvestres. Otra opción exquisita es dejarlo macerar en zumo de limón o licor de frutas.

Elección y Conservación

Es conveniente escoger los melones que sean duros y sin marcas, con una retícula gris regular. Cuando están maduros tienen un olor dulce y delicado muy característico; si no tienen fragancia hay que dejarlos madurar a temperatura ambiente durante unos cuantos días. Para saber si un melón está maduro, hay que tomarlo entre las manos con firmeza. Si al presionar suavemente la base, el lado opuesto a la mata, cede un poco, significa que está bien maduro. Los ejemplares que están pasados pueden estar pegajosos al tocarlos. Si es posible sacudir ligeramente el melón antes de comprarlo y se oye un chapoteo, significa que está demasiado maduro y que ha comenzado a deteriorarse.

El melón maduro se ha de consumir lo antes posible, ya que se deteriora con suma rapidez. Una vez abierto, conviene guardarlo en la nevera cubierto con un film transparente, ya que desprende un olor muy fuerte y absorbe fácilmente el sabor de otros alimentos. Si está entero, se puede meter en el refrigerador tan solo una o dos horas antes de servirlo, ya que el melón frío resulta muy refrescante.