Ajo

AJO

Propiedades Nutricionales

  • Destaca su alto contenido en yodo y en potasio.
  • Vitaminas: tiamina, niacina y discretas cantidades de vitamina C o ácido ascórbico.

Preparación

Se añade como condimento en pastas, patatas, sofrito de verduras, picado con perejil, pisto, carnes y pescados a la parrilla, y se macera en aceite de oliva o en vinagre para aliñar las ensaladas. Crudo, se frota un poco sobre las rebanadas de pan tostado, y resulta un sabroso aperitivo que se puede acompañar de jamón serrano, jamón york, queso, pimientos asados, anchoas en conserva, etc.

En muchas recetas se han de freír los ajos durante la elaboración del plato. Conviene en estos casos que el aceite no esté muy caliente, ya que así los ajos se tuestan muy rápido y desarrollan un sabor amargo.

Elección y Conservación

Los ajos de mayor calidad son los que mantienen las cabezas firmes, sin brotes o retoños verdes y con una envoltura seca. Conviene escoger las cabezas pequeñas, compactas y pesadas, y rechazar los ajos amarillentos y huecos, ya que es indicio de que están envejecidos.

Los ajos blancos se conservan menos tiempo que los de color, que por lo general pueden almacenarse hasta un año. Deben guardarse en un lugar fresco, seco y con ventilación, para evitar que se enmohezcan y comiencen a germinar. Se pueden conservar sin pelar en un bote con agujeros o pelados en un bote de cristal en el frigorífico y cubiertos de aceite.